Asfaltos Poliméricos y otros

Los asfaltos tradicionales son a nivel mundial, consideradas tecnologías del pasado. A nivel logístico las complicaciones impactan a nivel medioambiental con la exposición a derrames y accidentes, mientras que en lo constructivo las mezclas asfálticas resultantes requieren una mantención constante (período de 3-6 años) lo que hace a las carreteras difíciles de operar y a un costo alto.

Los asfaltos poliméricos, por su parte, incorporan plastificantes y polímeros en el bitumen, con lo que sus propiedades mejoran considerablemente, alargando su vida útil y con eso el plazo de mantención a más del doble (período de 8-15 años), reduciendo así el costo por mantenimiento en un 60%, con lo cual el costo extra del producto se recupera en un máximo de 2,4 años. Específicamente las propiedades del asfalto polimérico son:

  • Alta resistencia al calor y al frío extremo.
  • Alta elasticidad, es decir la capacidad de recuperar su forma ante la deformación causada por fuerzas externas.
  • Alta adhesión y propiedades de cohesión.
  • Muy buena resistencia a altas cargas de tráfico.
  • Resistencia al envejecimiento mejorada.

Probablemente la mayor innovación y que permite optimizar al máximo una operación constructiva, es la posibilidad de utilizar la tecnología Bitubox (vea más en la sección de este producto), más allá de que las opciones a granel y en tambor siguen siendo factibles.